Nuestras creencias son resultado de valores aprendidos cada segundo de nuestra vida, de experiencias positivas y negativas. Actuamos de una forma u otra basándonos en lo que pensamos y creemos que somos, fruto de nuestros prejuicios, actitudes e ideas preconcebidas y esa no es la realidad pero es la «realidad» que hemos aceptado. Si cambiamos nuestra actitud nuestro enfoque de la vida, muchos aspectos externos serán diferentes.

Enfoca tu atención en lo que deseas y en cómo obtenerlo. Trabaja a tu favor, no en tu contra, expande tu mente.

Todos somos buenos en algo, la nada no existe, lo importante es descubrir en qué… Lo sabrás.

Responsabilizate de cuándo vas a dejar de reaccionar a lo que te ocurre y cuándo vas a empezar a actuar. La decisión es tuya.

Si nos tenemos por menos de lo que somos ¿cómo vamos a pretender que los demás nos vean de una forma diferente?

Alégrate y felicítate por tus logros y observa tus fracasos o errores sin castigarte, son un aprendizaje.

Sé amigo de ti mismo y lo serás de los demás

@VidyaTerapias

Sesiones online, a domicilio y en la consulta

Deja un comentario