Alimentación Alcalina
La alimentación es muy importante para mantener nuestro organismo con un Ph alcalino

Otto Warburg premio Nobel de medicina decía:

“Donde existe oxígeno y alcalinidad no puede existir desequilibrio ni enfermedad”

La dieta rica en alimentos alcalinos tiene como objetivo conseguir que el Ph de la sangre alcance y  mantenga un nivel óptimo de alcalinidad y éste debe ser superior a 7 (el pH de la sangre es de 0 a 14, el ideal es de 7,4).

Al mantener una dieta alcalina ayudamos a nuestro organismo a estar más saludable y a que funcione correctamente, para ello necesita tener un Ph ligeramente alcalino.

A los patógenos les encanta vivir en un ambiente ácido, así que al alcalinizar nuestro organismo les estamos haciendo “incómoda su estancia” y avisando que no son bienvenidos.

¿Por qué se acidifica el organismo?

El Ph se altera por varios motivos como la contaminación atmosférica, un ritmo de vida estresante y por supuesto una mala alimentación (no es lo mismo comer que alimentarse), todo ello acidifica nuestro cuerpo.

¿Cúales son los síntomas de un organismo ácido?

Dolor de cabeza, uñas y pelo quebradizos, cansancio, problemas digestivos, infecciones recurrentes, entre otros síntomas

La dieta alcalina nos aporta muchos beneficios:

  • Mejora la digestión
  • Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico
  • Mejora la oxigenación celular
  • Ayuda a la asimilación de nutrientes
  • Aporta energía y vitalidad
  • Mejora el aspecto de la piel
  • Fortalece el pelo y las uñas
  • Mejora el rendimiento deportivo
  • Ayuda al equilibrio emocional

La dieta alcalina adecuada es ingerir aproximadamente un 70% de alimentos alcalinos y un 30% de alimentos ácidos.

Siendo lo recomendable:

  • Reducir los alimentos ácidos:
    • Carnes
    • Alimentos ultraprocesados
    • Azúcares añadidos
    • Hidratos de carbono
    • Café
    • Lácteos, excepto los de cabra
    • Frutas inmaduras o “verdes”
    • Harinas y productos refinados en general
    • Conservantes
    • Bebidas gaseosas e industriales
    • Edulcorantes artificiales
    • Huevos
  • Aumentar alimentos alcalinos: (mejor crudos, al horno o a fuego muy suave)
    • Frutas maduras en especial las uvas y el limón
    • Verduras, sobre todo las de hoja verde que tienen más clorofila
    • Miel ecológica
    • Semillas
    • Frutos secos
    • Aguacate
    • Soja y derivados (miso, seitán, etc)
    • Algas
    • Quínoa
    • Arroz integral
    • Jengibre
    • Hortalizas
    • Bicarbonato (en la repostería, salsa de tomate, etc.)
    • Infusiones
    • Té verde
    • Hierbas aromáticas como el cilantro o el diente de león
    • Hongo Reishi
    • Legumbres
    • Agua filtrada o mineral
    • Sal marina y sal del himalaya
    • Alimentos fermentados como el chucrut o la kombucha
  • También ayuda a alcalinizar el organismo: hacer ejercicio, mantener el cuerpo hidratado y llevar una vida con bajos niveles de estrés.

En resumen una dieta sana y equilibrada

La dieta alcalina está recomendada a todas las personas, pero sobre todo a enfermos de cáncer.

Las tiras reactivas te servirán para medir tu Ph a través de la orina o la saliva.  Puedes adquirirlas aquí en Amazon: Tiras para medir el PH

Deja un comentario